La teta lisa

Un diagnóstico de cáncer es una de esas cosas que te cambian la vida. Lo que viene después es una experiencia muy personal que depende muchísimo tanto del contexto vital (situación económica, afectiva, laboral…) como del diagnóstico en sí (que, por suerte, no siempre constituye una sentencia de muerte). Por eso, imaginar desde fuera un relato sobre el cáncer siempre es complicado, porque más que una historia que contar, es una vivencia y, aunque todas pueden parecerse en la superficie, son extremadamente distintas en cuanto rascas un poco.

La teta lisa construye la historia de un diagnóstico de cáncer de mama a partir de distintas experiencias reales con un tono distendido y alejado del drama. La protagonista es una experta en Leonardo da Vinci que responde de manerar bastante ajustada al estereotipo de “pija divorciada con una hija”. Con una buena red social, un exmarido encantador y una situación económica holgada, el diagnóstico de cáncer supone para ella un contratiempo más que una tragedia, esta circunstancia, unida una trama cosida a base de anécdotas, salpicadas por algunos momentos de épica, contribuye a dar la sensación de un relato excesivamente ligero, donde se echa en falta un fondo de verdad más hondo, con más peso.

En escena, Cybele Buffile construye un personaje que empieza siendo algo desagradable y progresa a lo largo de la historia en un viaje que, de algún modo, la humaniza. Su trabajo es complicado ya que se trata de un monólogo bastante largo lleno de cambios de vestuario y movimientos escenográficos que Buffile lleva a cabo sin ayuda y sin perder ritmo ni personaje en ningún momento.

En su esfuerzo por quitar hierro a una situación dramática, La teta lisa ofrece un relato quizá demasiado estandardizado, que alterna momentos de comicidad y drama con buen ritmo pero con un resultado, por desgracia, algo irregular. 

La teta lisa

Autora del texto: Rosa J. Devesa. Directora: Laya Martí. Actriz: Cybele Buffile. Composición musical y espacio sonoro: Dani Campos. Coreografías: Ramon Oller. Espacio escénico: Ricardo Devesa. Iluminación: Quique Culebras. Fotografías y vídeo promocional: Coté Asensio. Ilustración: Elsa Sánchez. Producción: Compañía SaludArte.

Sala: La Vilella. Fecha: 21/03/2019. 

Comparteix aquesta entrada a: